Novela

El buen nombre, de Jhumpa Lahiri

Tras la lenta recuperación de un terrible accidente ferroviario y un matrimonio arreglado con la joven Ashima, Ashoke Ganguli decide abandonar su cómoda y previsible existencia en Calcuta, aceptar una beca en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y mudarse con su esposa a Boston. Allí nacerá su primer hijo, que por azares del destino acabará llevando por nombre Gógol en honor al célebre escritor ruso. El niño, hijo de bengalíes, ciudadano estadounidense y de nombre ruso, crecerá entre korma y hamburguesas, música de los Beatles y clases de bengalí, viajes a Calcuta, donde a él y a su hermana se los considera extranjeros, y ritos hindúes celebrados en suelo estadounidense; pero, sobre todo, crecerá extrañado y perplejo ante su propio nombre.

Una novela de generaciones, del exilio y las carencias que conlleva, un calculo de lo que se gana y lo que se pierde en la vida de un inmigrante.

Ruta Migratoria: India > EEUU

Porque empieza a darse cuenta de que ser extranjera es como un embarazo permanente: una espera constante, una carga perpetua, una continua sensación de no estar del todo bien. Es una responsabilidad que no cesa, es un paréntesis de lo que en otro tiempo fue una vida ordinaria, que se cierra al descubrir que esa experiencia anterior se ha esfumado, ha sido reemplazada por algo más complejo y que supone una exigencia mayor

Jhumpa Lahiri, fragmento del libro «el buen nombre»

Narrativa Salmandra | 284 pág. | Autor: Jhumpa Lahiri | Traductor: Juanjo Estrella

Los extractos que se comparten tienen como única finalidad la divulgación literaria y artística. Los derechos sobre estas obras corresponden a su autor o titular.

Publicado por Carlos Rodríguez

Hola, mi nombre es Carlos Rodríguez, mi pasión por la literatura y los libros, mi condición de emigrado y mi labor como psicólogo especializado en acompañar a expats hispanohablantes me animó crear Narrativas Migrantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *