Novela

Jardines en tiempos de guerra, de Teodor Cerić

En la primavera de 1992, cuando el ejército serbio empieza a castigar a la ciudad de Sarajevo, Teodor Ceric, entonces estudiante de letras, burla el bloqueo militar y abandona su país. Empieza a viajar por Europa sin rumbo fijo, sobreviviendo a salto de mata y con empleos efímeros. Una noche, en un cine de arte y ensayo, ve una extraña película titulada The Garden, del director Derek Jarman.

Allí empezara el itinerario recogido en Jardines en tiempos de guerra, el que poco a poco llevará al antiguo estudiante a su singular concepción de la naturaleza y el lugar que ocupa el hombre dentro de ella. Al hilo de sus páginas el lector irá descubriendo jardines famosos, como las Tullerías o Painshill Park, pero también lugares menos conocidos, al margen de la sociedad de los hombres, a veces en el límite de lo que consideramos un jardín. Lo que todos tienen en común es su capacidad de ofrecer al individuo un refugio donde el estrépito de la historia, que ruge más allá de sus muros, sólo llega como un eco lejano.

“Si disponemos de poco tiempo —dice su autor—, si alrededor de nosotros el mundo vacila y la muerte, en todas sus formas, avanza, lo único que podemos hacer es transformar una parcela de tierra, no importa cuál, en un lugar acogedor, un lugar que acoja más vida.” Recintos donde el mundo por fin se hace habitable: eso representan para Ceric los jardines que irá descubriendo en sus viajes por una Europa que parece ignorar el dolor de su tierra devastada por la guerra

Ruta migratoria: Antigua Yugoslavia (hoy Bosnia) > Diferentes lugares de Europa

Qué es hijo de la nostalgia, es cierto, pero de una nostalgia exenta de pesadumbre y que no te encierra en el pasado. Al contrario, te liga al presente, como si fueses, no sé, un árbol, con las raíces bien hundidas en la oscuridad de la tierra y la copa expuesta a los cuatro vientos.

DE TEODOR CERIĆ en Jardines en tiempos de guerra»

Editorial Elba | 107 páginas | Traducción: Ignacio Vidal-Folch

Los extractos que se comparten tienen como única finalidad la divulgación literaria y artística. Los derechos sobre estas obras corresponden a su autor o titular.

Publicado por Carlos Rodríguez

Hola, mi nombre es Carlos Rodríguez, mi pasión por la literatura y los libros, mi condición de emigrado y mi labor como psicólogo especializado en acompañar a expats hispanohablantes me animó crear Narrativas Migrantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *