Novela

El Museo de la Rendición Incondicional, de Dubravka Ugrešić

Tras la guerra de los Balcanes, la ciudad de Berlín cobra vida gracias a la llegada de los expatriados, que luchan por preservar lo que les queda de su cultura y de una nación que ha sido eliminada del mapa, mientras sustituyen todo lo que una vez conocieron por lo nuevo y desconocido. Para aquellos cuya vida ha de caber en una maleta, los recuerdos pasan a ser su posesión más importante, pero a veces adoptan un significado extraño. Dubravka Ugrešić recompone así la vida de su madre a través de las fotos halladas en el fondo de un armario, en un antiguo bolso de piel. Y, a la vez, también su propia historia: sus años de profesora en Berlín, donde compartió apartamento con tres jóvenes indias; los encuentros nocturnos con sus amigas para cenar y echar las cartas del tarot; un viaje a Lisboa, adonde fue cargada de equipaje, pero sin llevarse absolutamente nada, dependiendo de cómo se mirase… Un collage de recuerdos que la autora fusiona para lograr un sublime retrato de la soledad del desterrado.

Ruta migratoria: Antigua Yugoslavia (Hoy Croacia) > Alemania

Richard me regaló un mapa turístico de Yugoslavia que había encontrado en uno de los mercadillos de Berlín. A menudo me sumerjo en ese mapa, sigo con el dedo las líneas de montañas y ríos, cuento los lugares en los que he estado. El hundimiento interior me lleva hasta el agotamiento, el mapa, como buen papel secante, absorbe mi fuerte sentimiento de pérdida.

Dubravka Ugrešić en EL MUSEO DE LA RENDICIÓN INCONDICIONAL

Editorial Impedimenta | 368 páginas | Traducción: M.ª Ángeles Alonso y Dragana Bajić

Los extractos que se comparten tienen como única finalidad la divulgación literaria y artística. Los derechos sobre estas obras corresponden a su autor o titular.

Publicado por Carlos Rodríguez

Hola, mi nombre es Carlos Rodríguez, mi pasión por la literatura y los libros, mi condición de emigrado y mi labor como psicólogo especializado en acompañar a expats hispanohablantes me animó crear Narrativas Migrantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *